14 de mayo de 2018

Juan Pérez - El enviado del Cielo - Débora Goldstern

Juan Pérez
El enviado del Cielo
Débora Goldstern



Ayer estuve en Village Recoleta, donde finalmente pude ver Testigo de Otro Mundo. Aún recuerdo cuando Alan me comentó por primera vez los esbozos de este proyecto, continuando lo trazado con Humano, en cuanto a interrogantes existenciales. 

Qué un director argentino accediera a llevar adelante una temática tan controversial, como es la cuestión ufológica, no es un dato menor, teniendo en cuenta el poco abordaje dentro la filmografía nacional, reticente en cuanto a ésta problemática. 

Pero hablamos de Alan Stivelman, y conociéndolo un poco, sabía él estaba dispuesto a cambiar esta situación, por lo cual decidió tomar la historia del caso Pérez como base para su film. 

Según rezan los archivos ovnis sobre esta historia, en setiembre de 1978 éste gaucho santafesino de nombre Juan Pérez, con tan sólo doce años de edad, protagonizó un hecho inusual, marcado por un encuentro en pleno campo, con los desconocidos aéreos de siempre. 

Aquel hecho ganó tal repercusión mundial, haciendo el prestigioso astrofísico Jacques Vallée se interesara en la historia, llevándolo más tarde a viajar hacia la Argentina, produciéndose su visita ese mismo año

Transcurridos treinta años de estos sucesos casi olvidados, el film de Alan Stivelman recupera para la memoria, narrativa asombrosa, especialmente por su testigo, el enigmático Juan Pérez, un ser que como describe Néstor Berlanda, es casi MÁGICO, y ya lo creo. 

El inicio de la película es marcado por una frase de Stivelman, cuando transmite: -busco las respuestas a cuestiones universales, y ni si quiera sé cómo plantar una lechuga-, sintetizando un estado de desconcierto ante los misterios, que plantea el espinoso asunto de los ovnis, cuyas intromisión en nuestra vida diaria, supone desafío aún no resuelto. Durante las secuencias de pantalla, vamos conociendo lentamente a Juan Pérez, convertido hoy día en todo un hombre, aunque su alma nunca haya abandonado la sensibilidad de la niñez -¿Por qué a mí? - No cesará de repetir, como un latiguillo interior que espera sane algunas heridas pendientes. Y es que para Juan Pérez, los sucesos de 1978, marcan un antes y después. 

Pero Juan no está solo. Un Jacques Vallée inesperado irrumpirá en el film, acercando su visión sobre el caso, que para él está claro, no es uno más, convirtiéndose en uno de los momentos más fascinantes de toda la película, hablándonos de esa otra realidad paralela que convive con el hombre, y señalando la importancia de escuchar al testigo, especialmente cuando lo protagoniza un niño. La cuestión guaraní, es otra de las sorpresas que nos aguardan en escenas posteriores, marcando pulso impensado en cuanto a la fenomenología ovni, el cuál después de extensas décadas de estudio, apenas comenzamos a decodificar. Ellos dirán: -el hombre está distraído-, educándonos sobre esa realidad invisible, pero existente, y sobre todo viva.

¿Por qué yo? volverá a interrogarse Juan Pérez. Enigma que quizás resuelva su propio espíritu interno, tocado por lo profundo, y donde los sabios guaraníes pontificarán: -sin mancha y cristalino-, ganándose el apelativo, de “enviado del cielo”.

Perlita que invito al espectador a descubrir, es la existencia de una montaña, que en una rápida escena se erige pasajera, y cuya vinculación con su par norteamericana, se revela como inquietante paralelismo. 

Y es que Testigo de Otro Mundo, es una mirada para ahondar, una y otra vez.

A la salud de Alan Stivelman!

10 de mayo de 2018

La Tierra Hueca - Días Extraños - Entrevista - Santiago Camacho - Débora Goldstern

La Tierra Hueca
Días Extraños
Entrevista - Santiago Camacho
Débora Goldstern


Aquí el audio de la entrevista que hace poco me realizara el conocido investigador español Santiago Camacho, colaborador de Iker Jiménez, para su programa, Días Extraños, donde hablamos de mi reciente libro, Tierra Hueca. Madre de Todas las Conspiraciones.


9 de mayo de 2018

Tierra Hueca - Madre de Todas las Conspiraciones - Sueño Cumplido - Débora Goldstern

Tierra Hueca
"Madre de Todas las Conspiraciones"
Sueño Cumplido
Débora Goldstern



Por fin en mis manos "Tierra Hueca. Madre de todas las Conspiraciones".
Este sueño que hoy celebro con todos mis lectores como cumplido, se debe al apoyo de la casa editora Guante Blanco, que desde España creyó en mi trabajo, convirtiéndose éste libro, luego de "Cueva de Tayos. Secretos Subterráneos de los Mundos Olvidados", en mi segunda publicación en esas tierras.
Quién se haga con esta preciosa edición, encontrará prólogo de Óscar Fábrega Calahorro, director de la colección "El Círculo del Misterio", quién además, ayudó a ser legible este monográfico, que hoy ve la luz.
Compartir además escenario con un colega hermano y amigo como es Jose Antonio Caravaca, quién SIEMPRE ESTUVO AHÍ, nada, que puedo decir. OSTRAS!!!
Agradecer especialmente a Alberto Cerezuela, alma máter de todo éste proyecto, quién confió en todos nosotros, para llevarlo adelante.

7 de mayo de 2018

Klaus Hönninger Mitrani - “El señor del desierto” - Entrevista Exclusiva - Débora Goldstern©


“El señor del desierto”
Entrevista Exclusiva
Débora Goldstern©

Klaus Hönninger Mitrani

Hoy en exclusiva para Crónica Subterránea, recogemos el testimonio del ingeniero informático Klaus Hönninger Mitrani, quién en 2011 protagonizara encuentro increíble en el desierto de Ocucaje,  suceso que lo catapultara a los titulares mundiales.

Además, en esta entrevista que por primera vez es concedida a un medio argentino, este estudioso peruano relata a viva voz, la denodada lucha que viene llevando adelante, en defensa del patrimonio paleontológico de su país, así, como pormenores de su apasionante vida. 

Conozcamos a  Klaus Hönninger Mitrani, el señor del desierto!

Atienda el lector!

Leyendo un poco tu hoja de vida, se descubre una temprana pasión por los fósiles del desierto ¿Cómo se inicia este despertar?

“Muchos me preguntan cómo hice para llegar a estar en los titulares de los diarios nacionales e internacionales como descubridor de fósiles de animales si yo estudié Ingeniería Informática. Una pregunta que me hace remontar a mis primeros 5 años de vida, allá por 1967, en el campamento de Tinajones donde mi padre trabajó en la construcción de aquella maravillosa represa que hasta el día de hoy lleva agua a los agricultores de la Región Lambayeque. Vivir en un campamento de obra como niño inquieto, no era tarea fácil para el cerebro, no había televisión, Playstation ni cine, solo el grupo de niños que tenía la opción de jugar canicas, fútbol o aburrirse tremendamente. ¡Después descubrimos que había algo alrededor que nos daba la cuota de aventura que buscábamos, los cerros! - “Vamos a buscar tesoros” -recuerdo fue el grito de guerra del grupo. Así emprendíamos día a día la emoción de subir a las montañas a buscar que tesoros escondían esos misterioso cerros que veíamos todos los días y no duró mucho hasta que encontramos lo que me marcaría de por vida, un fósil de un “caracol”. Era extraño para los ojos de un niño de tan corta edad; una piedra que encerraba una especie de remolino salía de la monotonía rocosa del lugar. ¡Preguntémosle al Ing. qué es esto!” -exclamé emocionado mientras corríamos cuesta abajo con la extraña piedra entre las manos. Recuerdo la cara del Ingeniero de Obra cuando se vio con 7 niños exaltados en la puerta de su oficina cargando una piedra como si se tratara de un corazón que iba a un trasplante de emergencia. - “Es una amonita” - nos dijo. Nos miramos entre todos sin saber a qué se refería. -“Es un fósil de un calamar que vivió hace 180 millones de años y se ha petrificado en la roca” -intentó explicarnos, “los cerros están llenos de fósiles de millones de años” - sentenció este Ingeniero y cuando digo sentenció es realmente literal, ya que sus palabras fueron la sentencia para una afición que he mantenido por más de 40 años, la paleontología o en palabras más simples, la ciencia que se dedica al estudio de los vestigios de animales o plantas que ya no existen y que nos han dejado los vestigios en las rocas”.[1]

Hablemos de tu formación académica. Según tengo entendido te graduaste como ingeniero informático, en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Berlín, además de tu especialización informal en el campo de la paleontología, con estudios realizados en el Praehistorica Institut de Hanau (Alemania), así como en el Wynoming Donosaur Center (EE.UU). Teniendo en cuenta tu actividad actual ¿se puede inferir, el informático fue reemplazado por el apasionado buscador de fósiles, o considerás, ambos estudios pueden ser observados como complementarios en el desarrollo de tu trabajo? 

Definitivamente mi formación académica, no tiene nada que ver con mi temprana pasión por los fósiles. La profesión de “paleontología”, no existía en mi país, y por consejo de mi padre, estudié una profesión que me permitiera un trabajo bien remunerado manteniendo la afición como tal, simplemente, un hobby.


Digamos que tu nombre empieza a tener cierta repercusión mundial, a partir de hallazgos paleontológicos muy precisos, que inician una larga lista de impactantes descubrimientos. 

Te pido relates al público en qué circunstancias tuvieron lugar estos hallazgos, así como la transformación que experimentó tu vida, ante tanta atención mediática. 

Cuando retorné al Perú luego de vivir más de 20 años en Alemania, me propuse mostrar que mi país tenía un potencial inmenso en el área de la paleontología. Lamentablemente la ley de Patrimonio Cultural de la Nación # 28296, restringía el estudio y rescate de los fósiles, penando cualquier intento de hacerlo, sin pasar por un engorroso trámite burocrático, para recibir las autorizaciones correspondientes. Es por ello, que opté por informar acerca de los hallazgos sin tocar los fósiles encontrados en mis diferentes expediciones, y me limité a anunciar a los medios, acerca de los mismos. Con ello, logré el propósito de hacer notar el inmenso potencial paleontológico que tiene el Perú, sin violar la ley 28296, que me hubiera causado una denuncia penal y la cárcel.

La hipótesis Honinnger, bautizada en honor a tu nombre, postula una tesis audaz donde se declara la extinción de los dinosaurios no finalizó por la caída de un asteroide, como algunos proponen, sino, que el cambio climático sería el factor decisivo en la desaparición de esta especie prehistórica. Y mi pregunta sería ¿cómo nace esta idea interpretada como novedosa, y también altamente controversial?

La hipótesis mencionada no es de mi autoría, sino de un estudiante de apellido Campodónico, quién me hizo una entrevista para un trabajo escolar, y en la cual mencioné, que yo no creía en la extinción de los dinosaurios por el meteorito de Yucatán. Hice mención a mi teoría, que fue un cambio climatológico posterior al meteorito, el causante de dicha extinción. De alguna manera, se propagó dicha opinión por las redes, atribuyendo la publicación, a mi autoría, cuando se trataba de una opinión personal, en base a un estudio realizado con un grupo de geólogos y paleontólogos de una Universidad austríaca, en la selva peruana.

En 2009 se da a luz el Museo Paleontológico Meyer – Hönninger, proyecto que atesora una de las colecciones fósiles más impactantes del mundo ¿Qué te llevó a fundar este espacio?

Cuando decidí retornar a mi país, vine con la intención de crear en primer museo paleontológico del Perú, aprovechando la enorme colección de fósiles que tenía, producto, de más de 40 años de colección, de expediciones internacionales, con museos e instituciones extranjeras, y el intercambio, que es permitido en Europa. La idea era no sólo crear un espacio, donde mis compatriotas pudieran apreciar lo que hasta ese momento sólo veían en la televisión o en los libros, sino, llevar al público en general, una ciencia que hasta ése momento estaba reservada solo a los estudiosos y sus publicaciones científicas, que no llegaban a ellos. Por ello, se creó legalmente el Museo Paleontológico Meyer Hönninger[2] en los Registros Públicos, como persona jurídica para luego plasmarlo, como museo físico.

Y llegamos al 2011 cuando tuvo lugar un evento ufológico, que nuevamente posicionó tu nombre en el radar mundial. Aunque se lo contaste muchas veces, te pido por favor vuelvas a relatar al público hispano que te ocurrió aquella noche en el desierto de Ocucaje.

Este es una experiencia que me ha traído muchas dificultades, pero agradezco al destino me haya permitido tenerla. Como he repetido las pocas veces que he mencionado el tema, no me interesa si la gente cree en el encuentro, o piensa que estoy loco, tuve ese encuentro en el 2010, con dos seres en medio del desierto de Ica, que jamás olvidaré, y lo asumo, como un hito importante en mi vida. Antes de ello, el tema extraterrestres no era uno que moviera mi interés, asumía por lógica, que debía haber vida en otros planetas, pero lo vivido, confirmó ésta suposición.

Aquella noche en presencia de varios testigos, se presentaron ante nosotros en el campamento, a una distancia no mayor de 25 metros, dos seres, que calculo medían, no más de 2.30 m de altura. El aspecto era indudablemente diferente al nuestro, tenían cabezas alargadas, muy delgados, con brazos y piernas largas. Por la oscuridad, solo notamos que eran de un color claro, no notamos boca o nariz, solo ojos muy grandes. Por algún motivo que no puedo explicar, me acerqué a unos 10 metros de ellos, y tuve una comunicación mental, supongo, telepática, en dónde me decían no tuviera miedo alguno, y que no me iban a hacer daño. Por espacio de aproximadamente 10 minutos, hubo una comunicación fluida que, en síntesis, se me hizo entender ellos no venían de otro planeta, sino vivían hace miles de años en la Tierra. La preocupación más grande que ellos tienen, es la manera cómo estamos destruyendo el planeta, y poniendo en riesgo, el hábitat que tienen aquí. También, el hecho son varias “especies” que nos cuidan, y que existe una especie dominante en complicidad, con gobiernos poderosos. Se me anunció que iba a ser contactado nuevamente por “otros”, lo que sucedió años después, con seres de aspecto humano europeo, de cabello y piel muy blanca. Los mensajes que he recibido no son para hacerlos públicos, pero estoy convencido que no soy el único que ha sido contactado, y estoy seguro del motivo. Quiero pedirle disculpas a tus lectores, pero llegará el momento de hacer público todos los mensajes de los varios encuentros, el momento llegará, sin dudas!

Aquella experiencia inusual cuando protagonizaste aquel encuentro del tercer tipo, adquirió un giro inesperado ante las declaraciones de esos dos humanoides, quiénes alegaron ser habitantes de este planeta, y no alienígenas como en el común de los casos ¿Cómo interpretás esta sorprendente revelación?

En realidad ahora no me sorprende, ya que el encuentro corrobora muchas de las expresiones de las antiguas culturas del mundo. Comprendo que su actuar, ya no es tan “abierto” como lo hacían antiguamente, porque la evolución humana no tolera o acepta, una realidad universal que vaya más allá de lo que las religiones han inculcado durante siglos, a la humanidad.

¿Cuál de estas tres palabras escogerías para describirlos? ¿Crypto-terrestres, Intraterrestres o Humanoides?

En una frase que se me dijo aquella noche…..”Somos vuestros hermanos!”

De todos los testigos presenciales, fuiste el único en salir a dar su testimonio ¿Por qué elegiste hacerlo público, teniendo en cuenta pudiera verse afectada tu reputación como científico?

No lo quise hacer durante mucho tiempo, justamente por ése motivo, pero pienso, divulgar el encuentro es un paso hacia la aceptación, para unos seres humanos más cercanos a la realidad de un universo, que va más allá de lo que nos han hecho creer. Durante años pensé acerca del motivo por el cual yo fui contactado, y que éste hecho no era para que quede en un círculo cerrado, sino, para que la gente que me rodea, se entere de ello, y abra su mente a una realidad, que viene siendo ocultada hace siglos!

En una entrevista reciente revelaste aquella experiencia del tercer tipo posibilitó la aparición de una anomalía en tu piel, así como el robo sufrido de una material que debías presentar a un canal de televisión. Si pudieras ampliar estos puntos.

Esa es una anécdota graciosa que no pasa de ser coincidente. A pocos días del encuentro, noto en mi mano un bulto de apariencia metálica de origen inexplicable. En una conversación coloquial, y burlándome de ello, atribuyo la aparición a un supuesto implante, cosa que no me consta, y que aún tengo en la mano. De alguna manera ese hecho se viralizó en las redes, como un implante extraterrestre !

¿Han habido otras experiencias similares después de tu contacto físico?

Sí, en tres oportunidades posteriores en Tacna, Ica y en Tingo María, con seres de aspecto europeo. El mensaje de ellos fue similar al primero, y pienso que sirvieron para confirmar que con son varias “especies”, las que están de nuestro lado humano, y que advierten de lo que está haciendo aquella, que aparentemente domina al mundo, la política y las decisiones fundamentales de nuestra existencia. De hecho, ahora sé, que aquellos a los que se refieren, tienen un origen diferentes y escamoso… 

En la descripción física de estos seres de elevada estatura, expresaste, tenían las cabezas alargadas, similares a los cráneos Paracas, y que su interacción fue de forma telepática ¿Son correctas estas afirmaciones?

Sin duda alguna, eran cabezas totalmente similares aquellas que hemos visto en la cultura Paracas!

Actualmente el desierto de Nazca se encuentra en el ojo mundial, por el affaire del llamado descubrimiento no solo de momias, sino de otros vestigios que algunos aseguran, incluyen una ciudadela subterránea, considerada de una civilización desconocida ¿Cuál es tu opinión ante tanta controversia, y si sentís existe alguna vinculación con tu propia experiencia ufológica?

No tengo información alguna y veraz, de lo que se dice acerca de las momias tridáctilas de Nazca, o de alguna ciudadela subterránea. Solo sé que la misión que se me ha encomendado, es proteger ese desierto por ser una zona importante, y lo he hecho desde aquella vez, incluyendo mi solitaria lucha contra el Rally Dakar que pasa por allí, destruyendo vestigios importantes, y llevando miles de personas a una zona muy frágil e importante históricamente.

Se te reconoce como un gran defensor del medio ambiente, que incluye una lucha sin cuartel contra las carreras del Rally Dakar, que señalás hacen un daño muy grave a las zonas donde se llevan a cabo estos eventos. Tu compromiso llevó a que en el 2013 la Fundación Right Livelihood Award[3], pidiera preservar tu vida a las autoridades del Perú, ante amenazas recibidas, extendidas a tu propia familia. Contanos, por favor, como estás llevando hoy día esta situación. 

Cuando me enfrenté el año 2013 al Rally Dakar, abrí la puerta del infierno para mi familia y para mí. Me tuve que enfrentar contra una mafia francesa, que mueve cientos de millones de dólares, destruyendo todo a su paso, y contra un grupo de corruptos peruanos que lo permiten. El Rally Dakar destruyó impunemente, patrimonio peruano, eso está documentado. El gobierno jamás los denunció por ello, como hicieron con Greenpeace, que no destruyó nada, y fue perseguido penalmente y castigado con una millonaria indemnización. Pienso que no hay que ser muy analista para darse cuenta, que si el Dakar no fue denunciado o perseguido penalmente por los daños causados, es que hubo dinero que fluyó a las arcas de los responsables peruanos de la organización, y aprobación de la ruta. No solo fui atacado y amenazado por desconocidos, sino, aquellos responsables de la aprobación de la ruta que trabajan en el Ministerio de Cultura, emprendieron una campaña contra mi persona, arguyendo justificaciones estrafalarias que uno se pueda imaginar, y utilizando su poder político, para boicotear todos mis esfuerzos por crear el museo paleontológico. Esos nefastos personajes aún trabajan en el Ministerio, y continúan su cruzada contra mi proyecto de museo !

Hace unos años presentaste a los gobernantes de Perú, un proyecto para la realización de un parque temático de corte paleontológico, bautizado como Dinopark, sin embargo se descartó su realización alegándose un alto costo. Teniendo en cuenta alguna vez escribiste, “Perú es uno de los 10 países más importantes del mundo en el campo de restos fósiles en cuanto a dinosaurios” Y te pregunto. ¿Por qué se negó una inversión, la cual hubiera podido convertir a Perú, en un referente de prestigio dentro del campo paleontológico?

Fue un tema netamente político. El proyecto estaba encaminado con la alcaldesa de Lima, Susana Villarán ( adjunto fotos ). Cuando ingresó el nuevo alcalde, un reconocido detractor de la alcaldesa, y que perseguía intereses más económicos que culturales, canceló el proyecto como venganza política hacia ella, sin interesarle que dicho proyecto era importante para el distrito de Villa el Salvador y la ciudad de Lima. Se me hizo saber que en el lugar del museo se iban a construir piscinas…

Vayamos a la controversia recientemente desatada por la prestigiosa publicación Annals of Geophysics (Anales de Geofísica), revista con acceso abierto, que acaba de publicar un artículo, Recent Geoethical Issues in Moroccanand Peruvian Paleontology[4], firmado por cuatro científicos de diversas latitudes, España, Portugal, Australia y Perú, quiénes emprendieron una cruda ofensiva desacreditando tu trabajo, así como de dos estudiosos más, objetando, especialmente, tus credenciales en cuanto estudios paleontológicos 

¿Pensás elevar alguna defensa, o acción jurídica con respecto a estos ataques?

Esa es una publicación que parte de una represalia del paleontólogo español, Juan Carlos Gutiérrez Marco, por mi denuncia ante el Ministerio de Cultura sobre sus estudios publicados de los fósiles peruanos, sin respeto de la Ley 28296, y la reglamentación que exige para ello, autorización expresa de dicho Ministerio. Yo hice notar hace años de éste hecho, a la oficina encargada de paleontología del Ministerio, y consulté acerca de la autorización. Se me dijo, no había ninguna solicitud para estudio alguno. Este sujeto español, que evidentemente ha violado las leyes peruanas, ha empezado una cruzada contra mi persona aduciendo que yo me atribuyo el título de “paleontólogo”, lo que jamás he hecho, y espero lo pueda probar, ya que ello configura una difamación grave hacia mi persona. También, se basa en el hecho que no he hecho ninguna publicación científica, lo que es cierto, ya que para ello se requiere de una autorización del Ministerio que él no respeta, y yo sí. He solicitado expresamente al Ministerio se me informe, si éste señor Juan Carlos Gutiérrez Marco, cuenta con una autorización para el estudio de las zonas fosilíferas peruanas, de los fósiles que presenta en sus estudios, y del paradero de los mismos. De no haber autorización expresa estipulada por la ley 28296 de mi país para su trabajo, procederé inmediatamente a denunciarlo penalmente a él, y a la institución española que representa y atribuye como coautora en su publicación difamatoria, el Instituto de Geociencias IGEO, por el delito contra el Patrimonio Cultural de la Nación, y haré llegar dicha información a la Comisión de Patrimonio del Congreso de la República, para que sujetos como ese no se burlen de las leyes peruanas, y se haga llegar la protesta del caso a la institución que este sujeto representa.

Pregunta final y obligada: ¿cuál es la recomendación de Klaus Hönninger Mitrani, a todos aquellos que se inicien en estos estudios?

Que estudien otra carrera ya que la paleontología en el Perú no tiene el sitial que se merece…


Klaus Hönninger Mitrani
Infinitas Gracias!
Débora Goldstern

2 de mayo de 2018

Tierra Hueca - Conspiración - Insólita Experiencia - Yohanan Díaz Vargas - Entrevista - Débora Goldstern

Tierra Hueca - Conspiración
Insólita Experiencia
Yohanan Díaz Vargas - Entrevista
Débora Goldstern




Reciente entrevista que me realizara el amigo y colega mexicano, Yohanan Díaz Vargas para su canal en youtube, Insólita Experiencia donde hablamos de mi reciente libro, Tierra Hueca. Madre de Todas las Conspiraciones. Editorial Guante Blanco. Colección: El Círculo del Misterio.



Para adquirir el libro: